Cómo empezar a meditar. ¡Es más fácil de lo que crees!

Mindfulness: un estilo occidental

Seguro que has oído hablar alguna vez de lo que la meditación promete para tu bienestar, pero, como la mayoría de la gente, te suena como algo difícil y tampoco sabes muy bien cómo se hace.

Para empezar, es necesario quitarse de la cabeza ideas preconcebidas sobre la meditación. Ni es necesario adquirir una postura imposible, ni tener el don de la concentración absoluta ni nada de eso. Cualquier persona puede empezar a meditar y notar sus efectos en menos tiempo del que creerías.

Para nosotros los occidentales, disponemos de un estilo llamado Mindfulness que se traduce al español como conciencia o atención plena.  Se trata de prestar atención sin juzgar y de manera intencional a las sensaciones y pensamientos que aparecen, recordando volver  a este tipo de atención cada vez que la perdemos o nos distraemos. Cuando hablamos de no juzgar, no olvides incluir también tus pensamientos acerca de cómo estas realizando el propio ejercicio. Antes de comenzar a practicar, te ayudará saber que no hay una forma ideal de realizarlo.

Para más información pulsa aquí

4 pasos para empezar ya mismo

A continuación, te traigo un ejercicio fácil para empezar hoy mismo. Las instrucciones son leer este texto por completo, cerrar los ojos y seguir los pasos. ¡Empezamos!

1. Nos imaginamos que estamos en un lugar concreto, bonito y agradable.

2. Imaginémoslo con todo detalle.Delante de nosotros hay un bloque con hojas de papel muy grande.

3. Cuando aparece un pensamiento lo escribimos en la hoja, arrugamos el papel y lo tiramos muy lejos viendo cómo se aleja el pensamiento de nuestra mente.

Uno de los objetivos de este ejercicio es aprender a distinguir cuando dejamos que nos arrastre el pensamiento y cuando no, cuando desarrollamos el pensamiento y nos vamos metidos en la hoja y cuando no.

4. Cuando estamos distraídos nos damos cuenta de ello. De nuevo, cuando aparece un pensamiento lo anotamos en la hoja, concretándolo y lo observamos cómo se va. Un sonido de gong imaginario nos alertará si estamos distraídos o estamos al acecho de los pensamientos. 

blur-close-up-color-845246

Déjalos ir…

Te invito a probarlo y decirme qué te ha parecido. Mi recomendación es que lo hagas varias veces, por el simple hecho de coger un poco de práctica. En los siguientes posts, añadiré más ejercicios, consejos, explicaciones, etc  para que sigas avanzando conmigo en este interesante mundo.

Y recuerda: “Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora” (Budha) 🙂

1 Comment
  • Brais Romanos
    Posted at 16:25h, 04 julio Responder

    Bueno no se si llego el otro comentario, por si acaso repito xD. Me ha gustado mucho, y te felicito me ha parecido tan interesante que me guardo la meditacion en 3 min por si paso a la segunda fase de la opo, que fijo que algo asi me va ha hacer falta.
    Esta muy guay la entrada, enhorabuena Antía!

¿Te ha gustado? ¡Deja un comentario!